Nuestra Historia

Lo que en un principio era un entretenimiento se convirtió para nosotros en un maravilloso modo de vida.

Henry Gaibor, cirujano de profesión, dejó el bisturí para dedicarse a otro trabajo de precisión en el que el paciente muestra una gratitud inmensa a través de sus aromas y sus sabores, que impregnan el paladar con matices exquisitos. Después de su aventura por Mozambique y Burundi, trabajando para Naciones Unidas y Médicos sin Fronteras, decide regresar a Ecuador con la intención de volver a sus raíces y construye una clínica, el azar quiso que el café se cruzara en su camino en el 2009, pero los cafetales y sus aromas lo absorbían y desde el 2011 es su única vocación de la que goza en compañía de Verena, a quien conoció en África y con quien comparte su vida.

Verena Blaser nació en Suiza, pero sus inquietudes la llevaron por el mundo. Obstetriz de profesión, decidió dedicar sus conocimientos a ayudar a las mujeres de los paises que más sufrían. En África encontró su destino de la mano de Médicos sin Fronteras y allí se encontró con el doctor Gaibor.

 

Juntos regresaron a Ecuador donde construyeron una clínica, pero en el 2009 empiezan a flirtear con el café y en el 2011 comienza a ser su principal medio de vida.

Desde entonces, su amor por el café le llevó a formarse en catación y diversas técnicas de producción del café.

 

© 2014 Finca Maputo, Henry Gaibor y Verena Blaser