El lavado 

 

En la Finca apostamos por un proceso de lavado y semilavado también denominado "Honey"

 

En el proceso de Semi-lavado (Honey) el grano se despulpa y se pone a secar al sol.

En el proceso de lavado se despulpa y se desmucilagina, extrayendo el mucílago, se lava y después se pone a secar al sol.

 

Para este proceso utilizamos la Ecoline, ahorrando grandes cantidades de agua

 

El café llamado Natural se pone a secar sin extraer la pulpa

 

Las propiedades varían significativamente el resultado de unos y otros 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Secado

Una definición clara y completa de lo que es el secado puede ser la siguiente: es el método de acondicionar los granos por medio de la eliminación del agua hasta un nivel que permita su equilibrio con el aire ambiente, de tal forma que preserve su aspecto, su calidad nutritiva y la viabilidad de la semilla.

El secado consiste en retirar por evaporación el agua de la superficie del producto y traspasarla al aire ambiente. La rapidez de este proceso depende de la velocidad del aire, su grado de sequedad y su temperatura, así como de las características del producto, su composición, su contenido de humedad y el tamaño. La cantidad de agua que el aire puede absorber depende, en gran medida, de su temperatura. A medida que el aire se calienta, su humedad relativa decae y puede absorber más humedad.

Los granos, como es bien conocido, no pueden conservarse almacenados si no están secos. Como término general, una humedad entre 10 y 12 por ciento se considera adecuada para estimarlo como «seco». Pero este valor es relativo, pues depende de diversos factores, tales como las condiciones climáticas locales, la naturaleza del producto y el proceso posterior, entre otros.

 

Los estudios recomiendan que el secado reduzca la humedad  al 10-12%, valor que rigurosamente obtenemos en la finca 

 

 

 

 

© 2014 Finca Maputo, Henry Gaibor y Verena Blaser